¡Cuidado, un artista infiltrado!

Al parecer se nos ha colado en el huerto un artista que pretende llenarlo de curiosas obras artesanales, tanto puramente decorativas como útiles. Pero ¿Qué se habrá creído? ¡Aquí creatividades las justas!

Aquí dos de las sospechosas creaciones escultóricas… 

Hace años que venimos sufriendo sus tropelías. Veréis, nuestras sospechas comenzaron cuando empezaron a aparecer cosas como las siguientes por el huerto:

Prueba nº 1: La cribadora de compost hecha con materiales reciclados y demasiada creatividad.

Prueba nº 233: mesa de cultivo

Prueba nº 234: Otra mesa de cultivo (no voy a poner todas porque no acabaría nunca)
Prueba nº78: Lombricompostera hecha de madera con tapa de lona.
Prueba nº97: Perchero hecho de semillas. A medio colgar (quizá, a punto de ser descubierto, tuvo que huir de improviso).
Prueba nº3: El armario de las calabazas colgantes… inquietante, ¿verdad?
Prueba nº 231: Escultura a partir de raíces de árboles. Esto al MOMA, ¡aquí no pega!
Prueba nº678: Una temible langosta de esparto.
Prueba nº442: ¿Sombrero? ¿delito?

Como comprenderéis, ha sido muy duro soportar tal vandalismo tantos años, pero aun no le tenemos identificado, su talento para el camuflaje es asombroso… Eso sí, curiosamente junto al lugar del crimen siempre aparece nuestro querido compañero Juan, pobrecito.

Prueba nº59: Separadores de libros, pendientes… y otras creaciones que venimos sufriendo. La cara de Juan lo dice todo.

En conclusión, necesitamos vuestra ayuda para descubrir al/la artista infiltrado/a! Venid y ayudadnos a detenerlo, ¡antes de que sea demasiado tarde!

Next ArticleNos presentamos a los premios "Málaga Viva"